Entradas correspondientes a la etiqueta 'consejos para correr'

Abr 25

Errores en un medio maratón: qué hacer y no hacer

Que no hacer en un medio maraton - Clinisalud

Nov 25

Corre con Abel Antón… y prepara tu San Silvestre

El próximo 27 de diciembre contaremos con la presencia de Abel Antón, bicampeón del mundo de maratón para llevar a cabo una jornada de charlas sobre cómo preparar tu próxima carrera y un entrenamiento para evitar lesiones durante la carrera.Clinisalud Albacete entrena con Abel Antón

¡No os lo perdáis!

Jun 23

Calzado tarahumara, el minimalismo en estado puro

Correr descalzo o con calzado minimalista suscita muchas preguntas en el mundo del running. Hoy os contamos la experiencia que vivimos y que nos hará reflexionar sobre este tema.

calzado minimalista

El pasado mes de Mayo tuvimos el placer de dar servicio de asistencia en podología y fisioterapia en la carrera de trail por etapas “Quixote Legend” organizada por la diputación de Albacete. Participaron un sin fin de corredores procedentes de distintas partes de España y del extranjero. Tuvimos la oportunidad de conocer a dos corredores que estaban hechos de otra pasta: Arnulfo Quimare y Silvino Cubesare, dos mejicanos procedentes del norte de México (exactamente de Chihuahua) y que pertenecían a la tribu de los Tarahumaras, que quiere decir “pies ligeros”. Durante los días de convivencia con ellos nos contaron que, debido a la ausencia de medios de transporte de motor en su país, tenían que recorrer grandes cantidades de kilómetros todos los días para llegar de un cultivo a otro, ya que ellos son agricultores. Para ellos recorrer grandes distancias forma parte de su estilo de vida.

Mientras que otros corredores utilizaban zapatillas de trail de última generación ellos corrían con las “Huaraches”, un trozo de rueda de coche usada y atado al pie con un cordón de piel de vaca. Éste era el calzado con el que disputaron la prueba. El único inconveniente que tenían las “Huaraches” (según ellos) era que si llovía y el terreno era muy pedregoso perdían adherencia. Además, si las bajadas eran muy pronunciadas el cordón de vaca se clavaba en la zona interdigital, entre el primer y segundo dedo. Debido a las condiciones del terreno y la climatología en alguna ocasión uno de ellos utilizó un modelo de zapatilla convencional de running que le regaló un amigo.

Pudimos analizar la anatomía y biomecánica de los pies de los Tarahumaras y observamos que estaban provistos de buena almohadilla grasa plantar tanto en el antepié como en el retropié. Esta almohadilla es la que les protege de los impactos contra el suelo, al igual que la amortiguación de nuestras zapatillas. El secreto de que puedan aguantar tantos kilómetros sin lesionarse radica en una adaptación diaria y muchas horas con las Huaraches puestas. Hay que tener en cuenta que éste es el calzado que utilizan para recorrer horas y horas sobre los campos de frijoles, donde ellos trabajan, o para jugar a “la bola”, el deporte local (aunque también lo practican descalzos).

Una persona que utilice calzado normal, de la noche a la mañana, no podría correr con las Huaraches. Nuestros pies y nuestro cuerpo durante la semana están acostumbrados a utilizar un calzado muy distinto con el que entrenamos o competimos en modalidades de running o trail. Es esto lo que hace que no estemos preparados para correr con un calzado tan minimalista. No podemos olvidar que las distintas marcas se preocupan de utilizar en sus modelos de zapatillas materiales muy técnicos que velan por la salud de todo nuestro aparato locomotor.

Si queremos parecernos a los Tarahumaras, primero deberíamos conocer nuestra anatomía y biomecánica para así saber si somos propensos a desarrollar alguna dolencia en el futuro. El minimalismo es una modalidad que necesita de un periodo de adaptación muy largo, además de múltiples cambios tanto de terreno por el que se entrena como del calzado deportivo hasta que finalmente el corredor se disponga a usar un calzado minimalista. La sociedad en la que vivimos nos condiciona a la hora de llevar un tipo de calzado u otro, por eso no nos podemos comparar con otras culturas las cuales correr con este calzado es algo natural.

Aquellos que estén decididos a pasarse al minimalismo, desde Clinisalud les recomendamos que busquen primero asesoramiento y que su cambio sea progresivo, con el fin de evitar futuras lesiones.

May 09

Esguince de tobillo: qué es y ejercicios de fortalecimiento

¿Quién no se ha hecho un esguince alguna vez?

Todos en algún momento de nuestra vida hemos sufrido una torcedura de tobillo, ya sea por un mal gesto deportivo o al bajar un escalón. Pero… ¿qué pasaría si nos hiciésemos esguinces de manera continuada o si por el contrario nuestro tobillo se inflamase excesivamente? Este podría ser el momento más apropiado para visitar a un profesional del pie y descubrir lo que nos pasa.

Los esguinces se pueden producir por inversión o eversión. Inversión es cuando el tobillo nos lo torcemos hacia afuera y eversión hacia dentro. Dependiendo de la gravedad de la torcedura nos encontraremos distintos grados.

GRADO I: Se produce una elongación del tobillo (Ligamento Lateral Externo) pero sin rotura de las fibras. Aparecerá muy poca inflamación y dolor. Pasados unos días el tobillo estaría como siempre (si se repiten los esguinces de grado I debemos ponernos en manos de un profesional para que analice el origen del problema).

GRADO II: Aquí sí que se produce rotura parcial de las fibras del ligamento. En este caso la inflamación y el dolor resultan bastante mayores, sobre todo cuando intentamos caminar. A veces aparece hematoma debido a la rotura de estructuras. Tras la valoración y tratamiento clínico, sí que sería bueno realizar movilizaciones, ejercicios de fortalecimiento y propiocepción para devolver al tobillo a su estado inicial (siempre guiados por el profesional sanitario).

GRADO III: Es el grado que más imposibilita para caminar, cuando se produce la torcedura de manera más agresiva. Aparece en pocos segundos una gran “pelota” inflamatoria en el tobillo. Se produce rotura total de las fibras del ligamento, llegando incluso a producirse arrancamiento de inserciones óseas. El tratamiento sería estrictamente clínico y en muchos casos se colocaría una escayola o una bota walker para limitar todo el movimiento del tobillo.

Aquí os dejamos unos ejercicios de fortalecimiento y automasaje para esguince de tobillo:

En Clinisalud apostamos por un tratamiento Fisio-Podológico para el esguince de tobillo, ya que múltiples estudios aseveran que con una acción fisioterapeútica temprana de movilización, fortalecimiento y trabajo de propiocepción, la recuperación del tobillo estaría asegurada. Con este tratamiento evitamos el conocido “esguince mal curado” o “el tobillo inestable”.

Si un paciente tiene una mala pisada o esguinces de repetición de grado I, el podólogo debería realizarle un estudio computerizado de la pisada para encontrar el origen del problema. Con este estudio se vería la mejor manera de corregir la pisada mediante el uso de plantillas 100% a medida además de otros tratamientos.

Esto es lo que ocurre con pacientes que pisan y desgastan mucho el borde externo de su calzado (supinadores), ellos tienen mayores probabilidades de sufrir esguinces de tobillo en su vida cotidiana. Os recomendamos mirar la suela de vuestro calzado y si detectáis algo similar no dudéis en poneros en manos de un profesional que cuide la salud de vuestros pies.

May 05

¿Sabes cómo curar ampollas?

Las ampollas son la acumulación de líquido por debajo de la piel debido a una fricción, ya sea por el calcetín, el calzado o los impactos constantes debidos a una actividad continuada. Puede incluso empeorar en condiciones de calor y humedad. Son una reacción de nuestro cuerpo para proteger esa zona dañada.

¿SABES CÓMO CURAR AMPOLLAS?

Curar ampollas

 

 

 

 

 

 

 

  1. Para tratar una ampolla debemos primero mantener la zona limpia y seca
  2. Desinfectaremos la zona antes de empezar a tratarla o lavarla bien con agua y jabón, para que no se infecte, al igual que la aguja que vayamos a utilizar.
  3. Pinchar la ampolla con la aguja y apretar con una gasa o algodón (con yodo o clorexidina) para drenar el líquido hacia afuera. Repetir varias veces si fuese necesario. Si no disponemos de una aguja, también podemos utilizar un imperdible.
  4. Cubrir la ampolla con un apósito durante un par de días y luego dejar que se seque al aire, para no macerar la herida.
  5. Una vez curada la ampolla, se puede poner un fieltro por encima del apósito para que dé amortiguación y no moleste, sobre todo si hay que realizar alguna actividad deportiva.

CONSIDERACIONES A TENER EN CUENTA ANTES DE CURAR AMPOLLAS 

  • No cortar la piel sobrante de la ampolla. Al tener esa zona más sensible y debilitada puede volver a salirnos ampolla o herida, y tardará más en curarse.
  • Si ya se ha estallado la ampolla, dejar que se caiga sola la piel sobrante.

 Recuerda… la mejor protección es nuestra piel, ¡cuídala!

Abr 30

Cómo curar las uñas negras

Uñas negras

Las uñas negras son acumulación de sangre que pueden surgir por muchos motivos, como por ejemplo un golpe, llevar zapatillas estrechas e incluso tener las uñas largas. Es típico en deportistas, sobre todo en corredores, debido a los impactos constantes de los pies contra el suelo. 

Deberán ser tratadas los antes posible ya que, además de ser dolorosas debido a la presión que ejerce la sangre, con el paso del tiempo pueden ir formándose hongos en el interior.

 ¿CÓMO TRATAR Y CURAR LAS UÑAS NEGRAS?

blacknails_qlegend_10

Uñas negras

 

 

 

 

 

 

 

 

  1. Necesitaremos: un clip, un mechero o cerilla, una gasa o algodón, un desinfectante y una tirita. Es importante que no se haga con una aguja ya que la punta afilada podría dañarnos, siempre es mejor con un objeto con la punta plana.
  2. Enderezamos el clip, lo desinfectamos y calentamos el borde extremo hasta que esté candente. También deberemos desinfectar nuestra uña para que no entren posibles microorganismos.
  3. Colocamos la punta caliente del clip en el centro de la uña para derretirla y hacer un agujero. No debería dolernos a no ser que presionemos demasiado y toquemos la piel de abajo. Podemos repetir varias veces si fuese necesario. Esta favorecerá el drenaje de la sangre al exterior de la uña.
  4. Por último se debe lavar bien la uña con jabón y cubrirla con un apósito.

CONSECUENCIAS DE LAS UÑAS NEGRAS NO TRATADAS

Si no tratamos las uñas negras y no las drenamos a tiempo podemos correr el riesgo de coger una infección por hongos. La sangre se acaba secando y esa acumulación dentro de nuestra uña puede favorecer la acumulación de detritus contaminando posteriormente la lámina ungueal pudiendo incluso caerse. Con el paso del tiempo también puede engrosarse y cambiar de color a un tono amarillo pardo.

CONSIDERACIONES A TENER EN CUENTA…

  • No se debe hacer si se padece diabetes, alguna enfermedad inmunodepresora o se está tomando algún medicamento con efecto anticoagulante.
  • Debe utilizarse como última opción si no disponemos de un profesional sanitario cerca.

Recuerda… si tienes dudas, acude a tu profesional de confianza.

Entradas más antiguas «